En un anterior artículo publicado en el blog de Mariano Cabrera que titula “No Generes ventas, genera Experiencias”  hable sobre la importancia de Generar experiencias en lugar de generar ventas, hablando un poco de manera general sobre la importancia de la Atención al Cliente.

Ese artículo lo cerré con una frase que va de la siguiente manera:

[Tweet “LOS CONSUMIDORES VUELVEN NO POR LO QUE VENDEMOS, SINO POR COMO LOS TRATAMOS.”]

Y es con esa frase que quiero comenzar este artículo, que los consumidores no vuelven por lo que vendemos, sino por como los tratamos, ¿Por qué? Porque como nuestro producto/servicio pueden haber miles en el mercado, y quizás hasta en mejor precio que el nuestro, entonces vuelven por como los tratamos, en resumen, por como los hacemos sentir.

La importancia de la atención al cliente.

La atención al cliente es muy importante porque es tu primera línea de contacto con el cliente, es crucial ya que ayuda a que el cliente se decida por la compra de tu producto y no así por el de la competencia, y también porque una mala atención al cliente puede hacer que sea la primera y última vez que el cliente visite tu empresa.

Las empresas muchas veces se toman muy a la ligera la contratación de personal para el área de atención al cliente, no está mal que contraten a cualquier persona para esa área, lo malo es no capacitarlos constantemente para brindar empatía, seguridad, capacidad de respuesta, fiabilidad y  una atención al cliente de calidad que sea memorable, porque seamos sinceros, nosotros como clientes queremos ser tratados con cortesía, amabilidad, que nos den respuestas precisas y mientras más personalizada sea la atención, mejor.

[Tweet “Lo malo no es contratar gente inexperta en atención al cliente, lo malo es no capacitarlos”]

Así como la empresa debe tener su manual de funciones y protocolo para cada área, también debería tenerlo para el área de Atención al cliente, para que así el personal sepa cómo actuar bajo distintos escenarios  y sepa tratar hasta a un cliente enfurecido, y no quede en la respuesta típica de: “lo siento, no podemos hacer algo al respecto, gracias”, porque créanme, lo peor que pueden hacer es no ayudar al cliente a resolver su problema.

A continuación un ejemplo de la diferencia que hace la atención al cliente

Quien no quisiera ir a una empresa y que lo trate así de bien, hasta dan ganas de volver, y esa es la clave tratar a tus clientes igual o mejor que la última vez, porque si te esfuerzas en esto terminaran enamorándose de tu atención al cliente, te recomendarán a otras personas, te lloverán lo elogios, y esa será tu mejor publicidad.

Lo mejor de tratar muy bien a tu cliente, será que tu cliente se convertirá en algo más, se convertirá en un embajador de tu marca, y con esto me refiero a que ese cliente/embajador te defenderá a capa y espada cuando escuche algo malo sobre ti, te defenderá en las redes sociales, te recomendará, y todo, de manera gratuita, pero para eso, tú como empresa deberás cumplir también con tu parte de la labor

Así que ya sabes, capacita a tu personal de atención al cliente, para que la primera visita a tu empresa no se convierta en la última, porque recuerda que un cliente bien atendido es un cliente satisfecho.